Destino recomendado

París

Para muchos Francia es el principal país turístico del mundo y se debe en buena parte al espíritu de París. Conocida como la "Ciudad de la Luz" (la Ville lumière), por su fama como ciudad estandarte de las artes y las ciencias, así como por la temprana iluminación de sus calles, esta maravillosa capital es una de las más pobladas del viejo continente y uno de los destinos más visitados de todo el planeta gracias a su historia, sus actividades culturales y su exquisita gastronomía. París es un universo romántico e insólito al que siempre vas a querer regresar.

Una experiencia monumental

Subir a la Torre Eiffel hará que tu viaje sea inolvidable. Si pasear por las calles de la capital francesa nos permite contemplar vistas hermosas, imagina lo espectacular que es la ciudad desde las alturas de uno de sus monumentos más emblemáticos, y uno de los más visitados del mundo.

Aunque el Arco del Triunfo no es tan alto como la Torre Eiffel, sus vistas son igualmente impresionantes. Desde la cima es posible apreciar el encuentro de las doce avenidas de la ciudad en la plaza Charles de Gaulle, el paisaje de los Campos Elíseos y el barrio de La Défense.

Navegar en el río Sena es otra experiencia imprescindible para descubrir la belleza de París desde una perspectiva única. Desde la embarcación podrás ver el Parlamento, el Museo de Orsay, la Catedral de Notre-Dame, el Museo del Louvre y el Gran Palais, entre otros.

El bohemio encanto de Montmartre

En los 20 distritos que conforman el alma de París, conocidos como arrondissements, se encuentran vecindarios acogedores e intemporales repletos de escenarios únicos, como el Barrio Latino (Quartier Latin), uno de los más antiguos y animados de la capital, el pequeño y tranquilo Île Saint-Louis en el corazón de la ciudad, y el bohemio Montmartre, el famoso barrio de los pintores.

Pasear por las calles de Montmartre, estrechas, empinadas y cubiertas de adoquines, es como recorrer un pueblo dentro de la ciudad, sobre todo en la Place du Tertre donde se pueden ver artistas callejeros que pintan escenas de la plaza y realizan retratos o caricaturas de los turistas. Un lugar muy concurrido con numerosas terrazas, tiendas de recuerdos, bistróts clásicos y un gran ambiente cultural.

En la parte más alta de este precioso barrio parisino se encuentra la basílica del Sagrado Corazón (Sacré-Cœur) otro monumento emblemático de la ciudad. La iglesia y sus alrededores merecen una visita, aunque sea solo para admirar la vista de la ciudad a sus pies.

En la parte baja, donde se encuentran las plazas Blanche y Pigalle (con sus luces de neón anunciando shows y sex shops), hay una atmósfera diferente, de fiesta y espectáculo, y es aquí donde se encuentra el icónico Moulin Rouge.

¡Montmartre está lleno de encanto! Un barrio que no ha cambiado mucho desde aquellos tiempos en los que cautivó a los artistas de siglos pasados. Auténtica fuente del arte y musa de inspiración para el cine, Montmartre sigue maravillando a los que lo recorren, y forma parte de los lugares ineludibles de una estancia por París.

¿Con ganas de pasear por las encantadoras calles de París? Consulta nuestros planes de viaje.

Video recomendado

Cuándo ir


Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre